top of page

En este segundo episodio de la serie, el equipo de Ari se ve en el planetoide Biliti, donde el alma de Ari es llevada ante las puertas de bronce del portal al Más Allá por el barquero Caronte. Antes de comparecer ante Anubis ocurre lo impensable. Horus logra su cometido. El grupo se dirige al planeta Therya, mientras hablan sobre los 7 lokas, o planos dimensionales de la realidad existencial, su naturaleza y su ubicación. Aprenden también sobre los planos inferiores, o Thalas, y del portal del Zoton, o el Klifot.

Antes de llegar a Therya aterrizan en Malii-Tukal para conocer a una tribu que vivió al margen de la guerra y que trasciende a su siguiente densidad sin interrupciones externas, buscando la luz del despertar en su propio interior. Se hablan muchas lenguas, pero los más evolucionados no hablan, mas se comunican por telepatía.

Algunos descubren que las extinciones masivas, como la de los dinosaurios en la Tierra, o la Peste Bubónica, fueron intentos de los Zoton por destruir a la humanidad. ¿Cuál es el valor de la inmortalidad? ¿Puede un cuerpo no poseer alma? ¿Cuál es la historia de los aliens grises? No obstante, los Zoton han tomado control del Más Allá y el grupo debe dejar el Tilmun con los Señores de los Siglos en los salones de Amenti, mientras Horus accede a los reinos de los no vivos. Aquellas leyendas de los tibetanos cobran vida al conocer los reinos de Agarti debajo de la Tierra, con criaturas mágicas y habitantes que moran en ciudades coloridas con su propia iluminación.

El grupo se divide, mientras ambos bandos (Zoton y Aor) se fortalecen. Horus debe ir solo al más temible de los 9 reinos, donde el dragón Ouroboros devora almas en los abismos del caos. Están al tanto de que la Tierra (Neo Eden) es un portal que posee 360 puntos coordenados, donde se entrecruzan las líneas ley, creando una malla electromagnética que protege todos los portales dimensionales. Cuando pretenden acceder para ayudar a Horus usan la antigua información que conoció Gilgamesh, el babilonio, para realizar su viaje al inframundo.

Todos aprenden y conocen sobre el poder de la mente para crear y eliminar las dolencias y las enfermedades, y cómo opera esta ciencia, pues asimismo saben que todo Mem (nuestro universo) es una proyección holográfica-mental, un sueño (Anicca), un velo de la mente cósmica (Maya). Las fuerzas Zoton en ese tiempo ya no operan en la Tierra, pues su plan fue destruido. Al caer Armilius (el Anticristo), se vino abajo su Nuevo Orden Mundial, o ‘Novum Ordu Saeclorum’ (Nuevo Orden de Sakla), para lograr que el poder draconiano y oriano tomaran control del planeta Tierra, una de las actuales 7 embajadas principales de la Confederación.

Jivah ayuda a Guang a encontrar a su padre y a su madre, a quienes daba por muertos. En Orión deben escapar al liberar a su madre, y en un hermoso planeta sin casi gravedad, encuentra a su padre, aunque en otra encarnación, en la cual, como ser trascendido en Cuarta Dimensión, opera conjuntamente con semejantes a él en la ayuda psíquica a distancia sobre mundos en necesidad espiritual.

Luchando contra demonios pandimensionales se lanzan a la búsqueda de las otras 8 gemas, comenzando por la región de Sagitario. Ángeles y dioses se enfrentan, la soberanía de Jaleb es manifiesta, pero las fuerzas Zoton no se dan por vencidas, ocasionando así, no solo batallas planetarias, sino dimensionales y con viajes en el tiempo. Otra batalla en la región de Leo fortalece al grupo cuando finalmente Horus sale del inframundo, completamente renovado.

Los Doce Reinos, Las Crónicas de Ari II

12,00 €Precio
    bottom of page