JESÚS PROFETIZÓ LA VACUNA Y LA PANDEMIA

Actualizado: 2 dic 2021

Por: Frederick Guttmann

30 de noviembre, 2021


· Aunque no es una pandemia sino una plandemia, y no es una vacuna sino terapia génica experimental y una arma biológica, usaré este título para facilitar la introducción al tema.


* Las palabras y frases subrayadas tienen enlaces externos para que conozcas más en detalle sobre dichas referencias.


Este artículo está basado en el apartado que lleva su nombre, del capítulo XII, de mi última obra, ‘La Caída de la Nueva Babilonia’ (pág. 247), de septiembre de 2021. Acá agrego comentarios adicionales dados por Ihoshua (Jesús) a un “ángel” (mensajero), que complementan su mensaje 60 años más tarde, en manos del apóstol Iojanan (Juan) en la isla de Patmos, revelación conocida por su nombre griego, ‘Apokalypsis’. Estos datos los he revisado recientemente a la luz de los hechos actuales e “inspiración” que me llevó a descubrir el significado de varias cosas que no habían estado completamente claras hasta hoy. Primero empecemos por Jesús y el apartado sobre él que dedico en mi libro (La Caída de la Nueva Babilonia).


*Descarga el libro gratuito desde el Blog


El “Evangelio” según Mateo en Lengua Hebrea


Por años he realizado revisionismo bíblico, buscando nuevos manuscritos y versiones de textos originales y llevado a cabo corrección de pasajes de dichas escrituras. Desde el inicio de la “plan-demia” estaba convencido de que lo que estaba ocurriendo debía estar oculto en textos hebreos antiguos, toda vez que los eventos más importantes de nuestra historia han estado profetizados de antemano. Ihoshua (Jesús de Nazaret) ha sido el mayor profeta del que se tenga constancia. Sus advertencias sobre cómo Ihudeah (Judea) fue arrasada por los romanos entre el 66 d. C. y el 135 d. C., comenzando treinta años antes de los hechos sucedidos, fue muy precisa. Si bien, Ihoshua había referido que otro profeta, Daniel, ya había advertido antes sobre este evento, pero reiteró sus palabras y anunció que eso estaría por ocurrir pronto, agregando detalles sobre cómo los romanos atacarían Ihudeah e Irushalim (Jerusalén) y masacrarían al pueblo hebreo con varias guerras seguidas y con grandes tropas armadas (cap. 9.26-27).


Los esenios asimismo habían advertido que esto ocurriría en ese entonces, pero Ihoshua había agregado, además, que sus seguidores serían llevados a juicio ante tribunales de las sinagogas, los enviarían a la cárcel y a varios de ellos los asesinarían por hablar de su mensaje, lo cual así ocurrió, tal como las peleas familiares por cuestiones ideológicas entre los defensores de las enseñanzas de Ihoshua y las de Mashah (Moisés). Con todo, Ihoshua anunció cosas futuras, ya no solo de incidencia para el pueblo hebreo, sino para toda la raza humana. Conocemos la historia popular de la vida de Ihoshua – o al menos algunos hechos basados en eventos reales – gracias a varias fuentes, pero a groso modo la mayoría de información quedó referida en la llamada Biblia. Se considera que los textos que hablan de Ihoshua fueron originalmente escritos en lengua griega. No obstante, Ihoshua y sus seguidores eran hebreos, y en ese entonces su lengua madre era el arameo.


A diferencia de los partidarios de Ihoshua (Jesús), el Sanedrin (asamblea principal del pueblo judío), tenía varios importantes opositores, entre los que se encontraban el presidente de la asamblea y su yerno. Esta gente, aparte de ser miembros honorables del Sanedrin, representaban los pesos pesados de la aristocracia judía de aquel tiempo. Los debates entre judíos partidarios de Ihoshua y judíos negacionistas que afirmaban que Ihoshua era un brujo bastardo – literalmente - se han desarrollado aún hasta el presente. Tanto Yakob ben Iosef como Shimon ben Iosef - ambos hermanos de Ihoshua (Jesús de Nazaret) - fueron presidentes de la comunidad judeo-cristiana original, que residió en Irushalim (Jerusalén). Shimon tomó el cargo cuando Yakob fue asesinado por los opositores del Sanedrín en el año 62 d. C., pero los debates teológicos sobre la figura de Ihoshua permanecían.


Para llevar a cabo debates abiertos serios ambas partes tenían redacciones de los hechos ocurridos y las palabras de Ihoshua, de manera que se pudiese constatar si lo que Ihoshua dijo e hizo correspondían con las pautas que debía cumplir el Mesías esperado. En ese respecto, los hechos ocurridos estaban copiados igualmente para ambas partes. Las versiones de los judeo-cristianos llegaron a convertirse en las copias que tradujeron los cristianos gentiles (no judíos), primeramente a lengua koiné (griego popular de aquel entonces). Los detractores y negacionistas tenían, por su parte, versiones en lengua hebrea. Al transcurrir los siglos las traducciones sufrieron alteraciones, y la Iglesia Católica alteró muchas partes de los manuscritos deliberadamente. Las versiones completas más conocidas fueron pues las del imperio de Bizancio, pero permaneció una versión hebrea, la del rabino Baal Shem Tob, analizada por los judíos de habla hebrea.


La Grave Confusión


Hasta el presente existe una terrible confusión entre las advertencias del profeta Daniel sobre la Abominación Asoladoras, y las advertencias de Jesús sobre el mismo episodio, pero además sobre la Gran Tribulación. Si no estás familiarizado/a con esta terminología, te pondré en contexto: hubo dos eventos en la antigua historia del pueblo de Israel en que su templo fue profanado, uno en tiempos de Antíoco IV Epífanes de la dinastía Seléucida, y otro en tiempos del emperador romano Tito. Estos eventos se conocen como la Abominación Asoladora, o Desoladora. Por su parte, respecto del futuro, los acontecimientos que anteceden los 3 años y medio de gobierno del infame “Anticristo”, se conocen como los “dolores de parto” o “gran tribulación”. Un evento decisivo separa estos dos escenarios, y el Apocalipsis los describe gráficamente como “las Trompetas”. Para entenderlo mejor de un modo cronológico:


- Primero el contexto mundial debía dar cabida a la unión de las naciones. Esto fue empujado por el Illuminati (el Espíritu del Anticristo, es decir, las familias que gobiernan este planeta) con la Primera Guerra Mundial, creando la Liga de Naciones. Luego avanzaron con la Segunda Guerra Mundial, creando la Organización de las Naciones Unidas. La Tercera Guerra Mundial será para crear el Nuevo Orden Mundial, o imperio planetario.


- Segundo, se cumplieron los acontecimientos que debían llevar a la restauración de la nación de Israel, tener su capital y recobrar su poder como pueblo.


- Tercero, se empujó el quiebre del modelo económico para el surgimiento de la Moneda Única, donde entra en escena la llamada ‘Marca de la Bestia’. Para ello se intentó romper el sistema económico actual, basado en el dólar y la Reserva Federal de los EE.UU. Toda esta batalla de ajedrez empezó con el auto-atentado a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 (dirigido por la propia cúpula del gobierno estadounidense de aquel entonces con ayuda del Mossad (el servicio secreto exterior de Israel), no tuvo nada que ver Bin Laden (quien por años trabajó para el FBI). Debido a la fuerte oposición de otras familias de poder en los EE.UU., esta agenda se retrasó por casi 20 años. Solo se logró avanzar en la privación de ciertos derechos civiles y la modificación de leyes en dirección a una futura dictadura.


- Cuarto fue la Agenda COVID, que aunque venía planeada por décadas, no había sido implementada debido a que las piezas necesarias no habían estado dispuestas hasta finales de 2016 (lo puedes ver en mi libro ‘Armagedón E-5’, del año 2011, donde advertía que la élite se inventaría una epidemia global y buscaría vacunar a toda la población para eliminar a la especie humana y chipear a los supervivientes y controlarlos mentalmente). Fue necesario sobornar a los organismos internacionales, a los sistemas médicos, los líderes de los gobiernos y a los medios de comunicación, y sacar de la escena mundial a Donald Trump, para lograr el mayor engaño jamás imaginado, para de esta forma empujar la siguiente fase de la agenda del Illuminati.


o La fase A consistió en inyectar nuevamente una quimera a la población durante la campaña de vacunación contra la gripe a finales de 2019 y liberar patógenos en aerosol desde aviones sobre las principales ciudades durante ese mismo periodo de tiempo. Así habría un estallido de casos de gripe en pleno invierno, al que llamarían “casos covid”.


o La fase B fue confinar por 3 meses, o más, a la mayoría de naciones para implementar la red de antenas 5G y debilitar potencialmente la economía social. Las primeras antenas 5G se activarían para propagar microondas que alterasen las moléculas del aire produciendo dificultades para respirar en las personas y para bombardear con estas frecuencias el organismo de los individuos y llevarlos a un “cuadro gripal”, que llamarían asimismo “cuadro covid”.


o La fase C consistiría en pagar a las instituciones médicas para alterar las cifras de fallecimientos, registrar todas las muertes como covid y toda patología como covid, no realizar autopsias para no revelar las verdaderas causas de muerte, obligar al uso de protocolos que llevarían a las personas a la muerte, entubar a gente para bloquear su sistema y provocarles fallo sistémico, eliminar a los ancianos y mantener un estado de alarma social cuyo miedo causase problemas de salud por estrés celular.


o La fase D fue la imposición del uso de bozales para que el (I) anhídrido carbónico del organismo (el CO2 desechado por las células) fuese reinsertado en el cuerpo haciendo que las células se alimentasen de su propio desecho, causando problemas de salud; (II) las bacterias bucales serían reabsorbidas en la inhalación y llevadas a los pulmones para producir hongos e infecciones; (III) la falta de 30% de oxígeno puro no respirado por el filtro del bozal iría lentamente afectando a los procesos cerebrales; (IV) todas las mascarillas traídas de China contienen morgellons, una tecnología de DARPA diseñada para enviar datos inalámbricos y parasitar el organismo; (V) el uso de un pañal en la cara recordaría a los esclavos de la Edad Media, que no tenían voz ni voto, para adoctrinar al subconsciente en aceptar la censura y el sometimiento como algo natural.


o La fase E fue crear una idea distópica sobre los gérmenes, evitando que las personas entren en contacto con los mismos y pierdan inmunidad natural. Esto incluye anticientíficas mitologías sobre los virus en el aire, en la saliva o en gotas que viajan o se pegan en las superficies (aunque ningún virus resiste fuera del huésped 30 minutos y además son destruidos por la luz solar). Asimismo, falsedades inexistentes en el argot científico como los “asintomáticos”, toda vez que por los síntomas es como se sabe que alguien padece de algo, por lo que si no hay síntoma no hay nada. Esta fase reforzaría la desconfianza civil, poniendo a los adoctrinados en contra de los no adoctrinados.


o La fase F fue adoctrinar sobre la necesidad de una “distancia de seguridad”, para que los satélites y drones los puedan localizar con mayor facilidad entre la multitud, y para alimentar la apatía social y la desunión (un pueblo dividido no luchará junto contra sus tiranos).


o La fase G, utilizar todas estas alarmas para cambiar leyes y eliminar derechos civiles para la estructuración de la dictadura mundial y el control ciudadano, como los toques de queda o aislamientos.


o La fase H fue crear una esperanza en que una vacuna sería la solución y todo volvería a la normalidad. Ya muchos países hablan de una cercana “Cuarta Dosis”, siendo que una sola dosis de una vacuna es suficiente (si fuese una vacuna).


o La fase I fue el uso de pruebas y test fraudulentos, como los PCR, haciendo creer que detectan virus, cuando en realidad detectan bacterias en general, y dan falso positivo en más de un 83%, como desde el principio notificó el gobierno Chino y el creador de la prueba PCR, Kary Mullis.


o La fase J fue la progresión en inyectar un arma biológica disfrazada de vacuna. Esta arma habría sido creada ya en 2014 (y su patente pertenece a los Rothschild, y se ratifica en la oficina de patentes en el año 2015), pero mejorado en laboratorios de Wuhan con la ayuda de tecnología nanométrica proveída por DARPA (Departamento de Tecnología Avanzada para usos Militares del Pentágono). El SARS-CoV-2 nunca existió, pero el verdadero virus les está siendo inoculado a la población a través de proteínas terminador, como la Spike y la Cas9, con parásitos como los trypanosoma o la hidra – y lo mismo hace el hidróxido de grafeno a nivel carbónico -, aparte de otros elementos cuya función es además servir de conductores electromagnéticos de ondas (como el dióxido de grafeno, que tendrá su clímax con la activación global del 5G) y de receptores y emisores de datos (como el SM102, con luciferasa), que servirá para enviar información al Tatuaje de Punto Cuántico (la llamada “Marca de la Bestia”). Aparte de ello, todos esos compuestos inyectados contienen nanorobots y rastreadores (tienen un receptor que puede ser detectado vía Bluetooth).


- Quinto, los Efectos Adversos por millones causados por estas inyecciones serían justificados como “efectos del cambio climático”, “causas naturales”, “culpa de los no vacunados”, y las clásicas y más vendidas “nuevas variantes”.


*eBook en PlayStore español e inglés.


¿Pero qué sigue en esta película? Alguien hacía un meme en redes sociales, esto es “como una serie de Netflix, cuando crees que ya va a terminar te meten otra temporada”. El punto es que esto es meramente el principio de la historia: la película a penas comienza. Estamos en la introducción. El Apocalipsis tiene un episodio introductorio. Podemos dividir el Apocalipsis en 3 secciones correlativas: la primera es la llamada “Gran Tribulación”, la segunda es la “Llegada del Destructor” (un asteroide), y la tercera es el “Reino de la Bestia” (cuando tiene lugar la Guerra de Har-Magedon). Como conclusión y desenlace tenemos el regreso de Jesucristo y el inicio de una era de paz. Esto no es solo bíblico, consta en profecías y visiones dadas por muchas personas de distintas culturas a lo largo de milenios (¿recuerdas a Baba Ganda, Nostradamus, Edgar Cayce, Parravicini, Madre Shimpton, Sarah Hoffman, Dimitri el rumano, Juan de Jerusalem, las visiones la Salette, las de Fátima, las de la Sibilina, o las advertencias de Billy Meier o los indios Jopi? Bueno, son algunos de tantos ejemplos). Pero antes de esas 3 fases del Apocalipsis también se anunció una antesala de sucesos.


En esencia, los acontecimientos que anteceden el inicio de la Gran Tribulación empeoran al llegar la susodicha, y empiezan progresivamente. A la luz de las profecías, la puerta anterior al inicio del Apocalipsis consta de 3 ámbitos correlativos, según el mismo contexto de eventos: I) oradores que llegan a las masas engañándoles y llevándoles a la destrucción (presentadores de noticias y voceros gubernamentales (falsos profetas)); II) ponentes que hacen verse como salvadores de una gran problemática (líderes políticos (falsos cristos)); III) el soborno y las amenazas a los grandes gobernantes y la imposibilidad de la mayoría en tomar cualquier tipo de decisión fuera de la que les han impuesto. Estos 3 serían inmediatamente acompañados en los mismos meses por otros detalles, que, acorde a otras muchas profecías, señalan una ola de protestas, manifestaciones y tumultos que se acrecientan, llevando a la sedición y rebelión civil que explota en una guerra civil, lo cual hace meses ya ha comenzado, y va en aumento. ¿Qué empeora esto? La escasez de alimentos. Muchos terremotos y otros desastres medioambientales empiezan simultáneamente a tener lugar al tiempo de esta cantidad enorme de protestas mundiales, pero es la falta de comida lo que llevará esto a una guerra civil en todas las grandes ciudades del planeta, a pesar de la represión militar (ley marcial, toque de queda, estado de sitio, estado de emergencia) que habrá cuando el “clima” se vuelva “loco”. A la luz de otras advertencias y de lo que planea el Illuminati, habría un Reinicio del sistema financiero y de los mercados en medio de la propaganda del “cambio climático”.


Aparte de que es el patrón que sigue a toda gran crisis financiera, las profecías y los planes filtrados de la élite lo simplifican también: guerra mundial. Por más de 70 años los líderes de las naciones han evitado una guerra directa y abierta con otros porque saben que ahora gran parte de las potencias poseen armas de destrucción masiva, e incluso armas químicas y biológicas, aparte de armas de ondas escalares (armas climáticas que provocan terremotos, tsunamis, sequías, tornados, lluvias o erupciones volcánicas) y armas psicotrónicas (armas de ondas que pueden atacar la mente y los órganos de las personas). Así empieza entonces la Gran Tribulación, ese famoso Caballo Rojo descrito en el Segundo Sello del libro conocido como Apocalipsis. Le siguen inmediatamente el Caballo Negro, que es la hambruna global, y luego el Caballo Pardo, que es la mortandad de todas estas cosas combinadas y los efectos de las armas psicotrónicas contra la población en masa.


Vamos con Jesús


Cuando los seguidores de Ihoshua (Jesús) estaban con él en Irushalim (Jerusalén) los días previos a su crucifixión, ellos le llamaron la atención sobre la magnificencia del Segundo Templo, la reconstrucción del Templo de Salomón, a lo que Ihoshua les dijo que todo eso que veían sería convertido en ruinas. Eso les intrigó y horas más tarde le hicieron varias preguntas claves para comprender diversos episodios históricos pasados, presentes y futuros.


<<Y cuando se sentó en el Monte de los

Olivos frente al Templo, Petros y

Yojanán y Andreah le preguntaron en

secreto: “¿Cuándo serán todas esas cosas

y cuál será la señal cuando todos estos

asuntos sucederán, o cuándo comenzarán

y cuándo será el fin del mundo y tu venida?>>

(Ev. Mateo, de Baal Shem Tov, cap. 24, verso 3)


Aquí había diversas preguntas, temas muy diferentes, que la mayoría de escatólogos y teológos han errado en comprender, porque las han visto todas como un solo, en vez de varias preguntas sobre varias cuestiones diferentes. En consecuencia, Ihoshua les respondió sobre todos esos temas, aunque las referencias aparecen mezcladas tras las diversas traducciones de los textos. Primero Ihoshua les habló sobre el Anticristo, mencionando 2 claves para conocer en qué época de la historia aparecería. La primera se ha pasado por alto históricamente hablando:


<<Y Yeshúa les respondió:

“Cuidado que nadie los extravíe,

porque muchos vendrán en mi nombre

diciendo: “Yo soy el Mashíaj”, y los

extraviarán a ustedes.>> (vers. 4-5)


Esto se dice a voz de pronto, pero hasta después de la Segunda Guerra Mundial nadie sería tan osado de asegurar que él era la reencarnación de Jesucristo, porque lo habrían linchado, y en la Edad Media le habrían enviado a la hoguera. Es, pues, notorio que Ihoshua (o Yeshua, como le llamaban sus amigos), estaba dejando una primera pauta para saber en qué época aparecería el Anticristo. Una época donde afirmar que eras la reencarnación de Jesús de Nazaret no solo no sería motivo de persecución, sino que mucha gente se lo creería. Pienso que todos somos conscientes de cuántas personas llevan apareciendo por el mundo por décadas diciendo que ellos son el regreso de Jesucristo, o su reencarnación. Pero había una segunda pauta que Ihoshua dejó para conocer cuándo era el tiempo.


<<Y ustedes, cuando oigan hablar de

guerras y una compañía de ejércitos,

cuidado que no se pongan necios, porque

todo esto ocurrirá, pero todavía no será el

fin.>> (vers. 6)


Acá dice Ihoshua que se escucharía hablar, tanto de diversas guerras como de movimientos de grupos militares de grandes unidades (que a la luz del vocablo hebreo, ‘Tzabaot’, no tiene que ser solo militar sino de aglomeraciones masivas de personas, como las concentraciones en masa por protestas y manifestaciones). Hay que considerar que hasta 1941 no existía la televisión, y a medida que han avanzado las telecomunicaciones más estamos informados a celeridad sobre los eventos que tienen lugar en cualquier lugar del globo. Los noticieros bombardean con informaciones sobre asuntos de conflictos bélicos por todo el planeta, especialmente desde la Guerra Fría. No obstante, guerras como tales se han incrementado desde que el Deep State empezó la tal “guerra contra el terror”. Ihoshua no solo habla de que nos enteraríamos de muchos conflictos armados por el planeta, sino de la movilización de grandes tropas y gentes. Antes solo los espías podían tener ese conocimiento. Con redes sociales la información no corre, vuela - aún a pesar de la censura hitleriana -, y te enteras de lo que habría sido imposible saber ni siquiera hace treinta años. Mas Ihoshua agrega algo interesante, advirtiendo a los entendidos, “no sean necios”, en el sentido de que todas estas cosas es necesario que ocurran, que tengan lugar primero, pero a pesar de todo aún no habría comenzado el final. Al decir “final” se refiere a lo que posteriormente le reveló a su apóstol Iojanan (Juan) en la isla griega de Patmos, y que conocemos como el libro de la Revelación, o “Apocalipsis”.


El libro de Apocalipsis relata el inicio de los eventos del final de esta era con la aparición de 4 jinetes, 3 de ellos que auguran graves acontecimientos antes de la aparición pública del Anticristo. Uno rojo habla de una guerra en proporciones terribles, uno negro de una hambruna mundial que le seguiría inmediatamente, y uno pardo, que anuncia un genocidio provocado por un “enemigo invisible” (una amenaza que no se ve, pero te hacen creer que existe). Ihoshua también lo mencionó en ese entonces, como el inicio del fin.


<<Y se levantará nación contra nación y

reino contra reino; y habrá grandes

tumultos, hambre gravosa y terremoto en

(varios) lugares.>> (vers. 7)


A diferencia de las otras traducciones, Ihoshua dice que se alzarían “goi” sobre “goi”. El traductor pone “nación”, pero en lengua hebrea la idea no se refiere simplemente a países, sino a los no judíos. En otra parte el médico Lucas escribió que Ihoshua habría dicho que primero las naciones de los gentiles terminarían su reinado, entiéndase a través de un conflicto mundial que posiblemente los termine por debilitar, algo peor de lo que fue la Segunda Guerra Mundial. Acá vemos el mismo ejemplo del caballo rojo, y luego el negro, al decir “hambre gravosa”. Apocalipsis habla de este “hambre” como una situación donde se disparará el costo de los alimentos y será seriamente racionada, al grado que al extenderse el problema millones morirán de hambre porque terminará por no haber suministros. Esto responde a un principio repetitivo de antemano conocido, que es el colapso sistémico de mercados, que lleva a corte de los suministros de transporte y desabastecimiento de los alimentos, y levantamientos armados para restablecer la economía en cada país.


Pero no olvidemos la clave de los “tumultos” o “aglomeraciones”, que otras traducciones y rollos esbozan como “sediciones”, “agitación social” o “movilización civil”, que ahora mismo está en auge. Además, acá se agrega un componente que, como los anteriores, aparece en todas las profecías en torno a las cuales gira dicho asunto: los terremotos. No es el momento de hablar de eso, pero ya por años muchos hemos advertido sobre el uso de armas de ondas escalares por parte de ciertos gobiernos para alterar el clima, y la estrategia maestra que vendría para agravar la “plan-demia”, con desastres medioambientales que obliguen a nuevas cuarentenas y toques de queda, con el despliegue del aparato militar con el verdadero fin de frenar las protestas mundiales descontroladas y masivas que la situación actual está desencadenando. Así se impondría la Ley Marcial por orden de Estado de Emergencia, llamando al Estado de Sitio. Pero no nos adelantemos, porque Ihoshua solo estaba explicando el contexto, toda vez que seguidamente les expuso lo que definitivamente sería la antesala al inicio de esos eventos apocalípticos, llamados “el Anticristo”, y que hoy se conocen como el “Nuevo Orden Mundial Illuminati”.


*Adquiere este eBook en PlayStore.


En la escatología judía existe una gran coincidencia con la escatología cristiana. Ambos hablan de que para la aparición del Elegido, el Mesías, habrá una tribulación mundial severa, y se manifestará en cierto momento un anti-mesías. A este los judíos los llaman Armilius, y los musulmanes lo conocen como Al-Dajjal. Pero judaísmo y cristianismo curiosamente usan la expresión de “dolores de parto” para referirse a estos eventos, aunque la expresión viene de visiones muy diferentes que nunca estuvieron conectadas. Los “dolores de parto del Mesías”, según la escatología judía, son eventos mundiales delicados que tendrán lugar antes de que se manifieste el Elegido. El comienzo de esos “dolores de parto” los refirió Ihoshua como esa gran guerra mundial y esa hambruna global sumados a protestas a nivel planetario y tremendos desastres medioambientales (mayormente terremotos) por todas partes. Se conoce a este periodo también en el cristianismo como ‘la Gran Tribulación’.


<<Todos estos son el comienzo del sufrimiento.>> (vers. 8)


Pero ahora la cosa se pone aún más interesante. Ihoshua no solo dio dos pautas para saber en qué momento de la historia se habrían de ubicar los eventos apocalípticos, o cuáles serían los inicios de esos “dolores de parto” para iniciar el Apocalipsis. Para sorpresa de quienes estudiamos Kabalah, las palabras guardadas por Baal Shem Tob, dan de lleno con los acontecimientos internacionales que actualmente nos aquejan. Revisando las siguientes aportaciones de Ihoshua queda claro que anunció la llamada “pandemia”, así como igualmente he encontrado en los pasajes griegos de Apocalipsis capítulo 13. Dentro de esta conversación con sus discípulos Ihoshua nos hizo saber qué ocurriría entre la señal histórica (los falsos cristos) y el comienzo del Apocalipsis (la Tercera Guerra Mundial y el hambre global). Lo podré primero con una traducción convencional y luego lo explicaré a la luz de la lengua hebrea y su equivalente en lengua castellana moderna.


<<Entonces los atarán para tribulación y

los matarán, y ustedes vendrán a ser un

reproche a todos los pueblos por mi

nombre.>> (vers. 9)


Acá Ihoshua menciona tres cosas, dos de ellas generales y una puntual. Tanto en la versión griega como la hebrea habla de un encierro, cuyo fin es desestabilizar socialmente a la población. La palabra usada es “tribulación”, la cual es la más acertada para definir el contexto de la Dictadura de “Salud” que venimos viendo desde 2020. Cuarentena en hebreo se traduce como “casa por cárcel”, sí, personas obligadas a no poder salir de sus casas, empleos perdidos, empresas cerradas, quiebre de negocios, multas por salir a la calle fuera de hora, prohibición de acceder a playas o parques, presión social, obligatoriedad de llevar bozales, presión para el uso de alcohol y censores de temperatura, entre tantas medidas draconianas que han quitado libertades y derechos a la humanidad y tienen atribulado al mundo. Esta tribulación no es solo de presión social y psicológica, económica y de libertad, sino de miedo permanente. Empero, las palabras de Ihoshua fueron muy ciertas, el encierro (confinamiento, cuarentena) tenía por primera regla ser una medida diseñada para crear tribulación social. Pero había más detrás.


Ihoshua agrega que lo siguiente después de los encierros – la agenda de tribulación social – sería el genocidio en masa. Al referirse a que se llevarían a cabo asesinatos generalizado debemos ubicarnos en la fase siguiente. El 2020 fue el año del encierro, y el 2021 fue el año del comienzo del genocidio en masa. Los medios de comunicación masivos, al estar comprados, no informan sino que desinforman, mienten y engañan (la Agenda del Engaño, de la cual ya he hablado y hablaré más, pues es de lo que el apóstol Pablo dijo que sería la clave del éxito del Anticristo). Por lo que de la verdad te enteras empezando por rumores y sospechas, hasta que lentamente te enteras de la verdad y, finalmente, pasado el tiempo, conoces toda la agenda y qué ha estado pasando. Eso lo profetizó otro judío anterior a Ihoshua, llamado Irmiahu (Jeremías), diciendo: <<Y no desmaye vuestro corazón, ni temáis a causa del rumor que se oirá por la tierra; en un año vendrá el rumor, y después en otro año rumor, y habrá violencia en la tierra, dominador contra dominador.>> (Jer. 51:46)


Antes de proseguir con Ihoshua quiero hacer hincapié en las palabras del profeta Irmiahu, pues anima a que no desesperemos, tal como Ihoshua asimismo afirmó, “perseverad hasta el final”, aguanten, no se rindan, a causa de la guerra psicológica y emocional que supone esta tribulación. El profeta Irmiahu habló de un año de información extraoficial (2020), y luego otro año igual (2021), regándose la verdad bajo cuerda, por redes sociales y por el boca a boca a lo largo de dos años por todo el planeta (ya que la palabra hebrea usada acá es Shmuah, que es algo que se escucha, algo que se reporta). Después de esos dos años, sostiene el profeta, habrá violencia por todo el planeta, usando la definición hebrea ‘Jamas’. Esa definición - que ya la conocerás por ser el nombre de un grupo terrorista islámico - se ha traducido como error o violencia, pero su etimología procede de la idea de clamar por ayuda, sufrir, quejarse, expresar responsabilidad a causa de un acto violento, que en términos actuales se traduce como olas globales de protestas y manifestaciones que irán en aumento.


Esto lo advierte Ihoshua en otros pasajes y es referido por otros profetas, hablando de rebelión civil contra el estado, sublevación y sedición de la población contra sus gobiernos tomando las calles, terminando en guerra civiles en todas las grandes ciudades del mundo, que Iermiahu define como ‘Mashal’ (grandes naciones, potencias). La primera fase, el encierro del mundo, como aparece en el texto de Baal Shem Tob, ‘Ieesrú’ (os van a encerrar), es seguida de la agenda genocida de la vacunación, llevando a millones de personas a iniciar una campaña de protestas anti-sistema que va a continuar e incrementar. Pero volviendo con Ihoshua, él parece advertir que antes – y después - del estallido de estas reyertas y olas de enfrentamientos civiles contra el estado habrá genocidio de muchos.


Podemos ver una estrecha relación de este intento de reducción de población mundial de la élite con los movimientos civiles por todas partes, para protestar y sumarse en gritos y pancartas contra la tiranía y las agendas de muerte planeadas por los Illuminati. Sabes claramente que esto es sobre las pseudo-vacunas, que fueron diseñadas, tanto para chipear a la gente, como para acabar con el mayor número de personas en menos de 3 años. La obligatoriedad de certificados para estas falsas vacunas está incrementando las manifestaciones en las calles empezando por naciones grandes, como es el caso de Israel, Francia, Australia e Inglaterra, que están siendo seguidas por Alemania, Bélgica, España, Australia, Austria, Brasil, Croacia, Perú, Italia, varios estados de los EE.UU., Sudáfrica, Argentina, Grecia, Dinamarca, Japón, y muchas más en aumento.


Aunque esto es no contando con revoluciones nacionales por otras razones, que se han sumado, como en Colombia, Argelia o Cuba en 2021, el hecho es que se advirtió que esto sería algo que empezará a verse cada vez más y sería parte de los “Dolores de Parto”. Debemos agregar a esto la frase de Ihoshua: seréis el oprobio social a causa de mi nombre. ¿Su nombre? En cultura hebrea el nombre se refería a lo que algo o alguien representa. En su caso, Ihoshua representa la Verdad. Los que luchen en contra de la tiranía, el genocidio, el engaño y el apartheid serán considerados amenaza. Ya desde 2020 a los activistas se los ha llamado negacionistas y teóricos de la conspiración, - haciendo parecer que negarse a una mentira o conocer de conspiraciones es sinónimo de moda o tendencia de gente aburrida y hater - y se ha ido llegando a referirse a ellos progresivamente como terroristas, lo cual significa que en su momento caerán bajo las modificaciones de ley que mandan a prisión a “terroristas” sin necesidad de un procesamiento jurídico. Si te llaman terrorista, solo tienen que meterte en un vehículo y llevarte a un campo de concentración indefinidamente, sin derecho a un juicio alguno. Esta propaganda anti-negacionistas está cada vez más cobrando fuerza, calando en la mente de las personas indoctrinadas por los medios de comunicación masivos comprados por el estado para dividir a la sociedad igual que los romanos y nazis hicieron con los judíos en su momento.


<<Y entonces muchos se perturbarán,

obrarán traidoramente unos con otros, y

se airarán entre ellos.>> (vers. 10)


La palabra acá se puede traducir tanto como enfurecerse como tropezar, o errar. El trabajo de lavado de cerebro pondrá a muchas personas unas en contra de otras, viéndolos como enemigos, como una amenaza, primeramente, como peligros. Esta etiqueta de “peligros potenciales” se usa para definir a los que no se dejan inyectar el veneno de Bill Gates y los Rockefeller – junto a DARPA (área de tecnologías avanzadas del Departamento de Defensa de EE.UU.) - con sus industrias (fabricantes de Pfizer, Moderna, CanSino, Sputnik, AstraZeneca, Jansen, etc.). Gente sana que supuestamente puede contagiar a gente que se ha vacunado, precisamente para no contagiarse. ¿Entonces para qué se vacunó? El lavado de cerebro es esencial para obnubilar la razón. Por ello cuando alguien pinchado enferma o muere las gentes indoctrinadas no asocian que fue por dejarse inocular veneno en la sangre, sino que se creen lo que les dicen los gobiernos y los medios comprados: que un bicho muta y tiene predilección por los vacunados. El nivel sumo de la estupidez humana cuando deja de usar su inteligencia. Pero esas personas idiotizadas persiguen, y perseguirán, a los que defienden la verdad y la libertad. Para lograr esto llevamos años siendo programados con Tecnologías de Control Mental que vienen de la Guerra Fría. Estas estrategias se usan en el lenguaje corporal y el vocabulario utilizado por los reporteros de las cadenas de pseudo-noticias, y por los voceros oficialistas. De ellos, y de los líderes mundiales corruptos y vendidos, también se profetizó.


<<Y se levantarán falsos profetas y

extraviarán a muchos….>>


Ihoshua no podía haber acertado más con estas palabras. Un profeta no tiene que ser ese individuo de siglos pasados, vestido en harapos, con barba larga, pelo desgreñado, viviendo en una cueva y comiendo saltamontes. Los profetas de hoy son anunciadores del siglo XXI con los recursos y disposiciones del siglo XXI. Es igual que el “evangelio” de hoy, no es el de hace dos mil años, sino que se ajusta a las circunstancias actuales: denunciar al Anticristo. Ergo, cada vez que alguien enciende una televisión salen las hordas de pregoneros del engaño y las falacias, desde políticos, líderes mundiales, presentadores de televisión o portavoces de las farmacéuticas. Todos, en su conjunto, están alineados con la mafia farmacéutica y las agendas del Anticristo (Illuminati, Nuevo Orden Mundial, Agenda 2030, Agenda ID2020, etc.). Baste ver a sus oradores principales: Bill Gates y Anthony Fauci. Es esa propaganda la que está llevando hacia el matadero a millones de personas por todo el globo – buscando su vida, perdiéndola, mientras los que se privan de sus beneficios, la salvan - para cumplirse lo siguiente.


<<Y cuando se multiplique la iniquidad,

el amor de muchos se enfriará.>>


Esas “maldades” que vienen en función de tanto engaño político-corporativo aparecen en el texto griego referidas como Anomías, o injusticias. Debéis saber que la voz griega Anomías es un epíteto del Anticristo que se usaba desde el tiempo de los antiguos profetas de Israel (usando la voz hebrea ‘Belial’). El apóstol Iojanan (Juan) dijo que el Anticristo no era simplemente una persona sino una conciencia colectiva, una agrupación, un sistema, una agenda, un espíritu, una sociedad, una maquinaria. El aumento de las maquinaciones o conspiraciones que se ponen en marcha van cada vez más acorralando a la gente y la enfría socialmente, y hacen a muchos actuar en contra de sus principios bajo coacción o miedo a perder su empleo o estatus. El Distanciamiento Social tiene dos razones de ser: 1) control eficiente desde satélite y drones sobre los individuos a distancia; 2) enfriar las relaciones interpersonales basadas en el calor humano y la integración e interacción. Al alejar a los individuos y evitar que se “aglomeren” o “reúnan” - y condicionarlos a que se pongan un bozal - los relegan al contacto no emocional que representan las redes sociales, donde no hay abrazos, besos, sonrisas, compartir y fortalecer los lazos personales y familiares. Así logran debilitar a la humanidad en lo que más nos hace seres vivos especiales: el amor.


<<Y el que espere hasta el fin será salvo.>>


Como ya he dicho, la presión de la tribulación de la plan-demia irá en aumento agotando mental y psicológicamente a los individuos, porque además, se agrega el triste componente del apartheid para quienes no aceptan ser inyectados con el veneno Illuminati. Esta presión en colegios, empleos y empresas se incrementa acorralando a las personas librepensadoras que quieren abogar por sus derechos y la privacidad e integridad de su cuerpo. Como ya he dicho varias veces, esta agenda va a acaparar más y más áreas para conseguir su principal fin: implantar bajo la piel del dorso de la mano derecha de sus adeptos un dispositivo de centralización y transmisión de datos en gran parte de la población.


En consecuencia, sin ese dispositivo o la numeración del certificado de inoculación, nadie podrá comprar en un supermercado, cobrar un salario, recibir una prestación económica, pagar la renta o realizar cualquier tipo de transacción bancaria. De esto llevamos décadas hablando y más se está pregonando, mayormente por gente no religiosa, como profetizó otro judío hace más de veinticinco siglos, diciendo que en un tiempo la humanidad empezará a profetizar estas cosas, desde niños hasta ancianos, y sería conocido en todo el planeta, antes de que se desencadenase el gran momento, con “fuego, sangre y columnas de humo” (Joel 2.29), las mismas columnas u hongos termonucleares referidos en otras profecías de diversas culturas.


<<Y se proclamará esta buena noticia

(esto es euvangueli) en todo el mundo

para testimonio acerca de mí a todos los

gentiles, y entonces vendrá el fin.

Ese es el Anticristo…>> (vers. 14-15)


Dicho esto, Ihoshua concluyó esta parte de su exposición, que continúa posteriormente ya explicando lo que Apocalipsis define en los llamados ‘Sellos’, o inicio del fin de esta era. En el Evangelio de Amonio se resume esta temática afirmando que él “les anunció el Anticristo, que vendría con guerras, y pestes, y hambres, y terremotos…” (cap. 13.4). Hay que comprender que el concepto de “peste” es algo invisible que mata a gran escala, pero, como he dicho ya muchas veces – y otros tantos a nivel mundial están también aclarando – no es primeramente una cuestión de microorganismos biológicos, o sea, no se trata de bacterias, virus o gérmenes (las propias proteínas de la pseudo-vacuna causarán esto, así como el grafeno inoculado al recibir ondas de microtesla de las 5G). Pero dejaré esa temática para otro momento, ya que hasta aquí he expuesto esto, concluyendo con la cita de la fuente de Baal Shem Tob, el preludio de esa Gran Tribulación que pondrá de rodillas a la humanidad para que acepte al Anticristo.


* De arriba abajo, en el centro de la imagen superior: 1°) reina Elizabeth II de reino Unido (el nombre 'Corona', del "virus", viene de la financiación de la corona británica a laboratorios creadores de virus quimeras); 2°) Jacob Rothschild (representante de la dinastía Rothschild, quienes poseen la patente de "test Covid"); 3°) David Rockefeller (principal de la dinastía Rockefeller); 4°) Bill Gates (fundador de Microsoft, empresa que actualmente patenta vacunas, y director de la fundación internacional de "Verificadores de Datos", cuya función es censurar toda referencia que denuncie las vacunas en redes sociales); 5°) George Soros (magnate que dirige la Agenda Kalergi, para desestabilizar Europa).


El Apóstol Juan va más Lejos


Hay una increíble correlación entre las advertencias dadas por Jesús al respecto de lo que está ocurriendo en el mundo - y está por suceder seguidamente - con puntos tratados en el Apocalipsis. Si no estás familiarizado con dichas referencias, el libro del Apocalipsis habla de una Gran Tribulación que consistiría de un colapso social con hambruna, mortandad "epidémica", desastres medioambientales, sedición civil, guerra mundial y engaños 7D (este se conoce como el Proyecto Blue Beam), que son seguidos de la caída de un gran asteroide a la Tierra. Una vez esto ha ocurrido se establece un Gobierno Mundial, al cual se define como ‘La Bestia’, con varios líderes, pero uno de ellos más importante que los demás (El Falso Profeta, el Inicuo, el Hijo de Perdición), quien personifica la idea de “Anticristo”. La Bestia, o Super Estado Mundial, es dirigido por el Illuminati. Según Apocalipsis 13, una “bestia” es el portavoz de este gobierno, y tiene dos cuernos, que en la iconografía hebrea identifica a dos personas importantes. Acorde a mis investigaciones por muchos años, he llegado a la conclusión de que estos “dos cuernos” ya están actuando y son magnates plenamente conocidos, siendo uno de ellos Bill Gates, y el otro George Soros.


Las señales que identifican a este Falso Profeta sostienen que mandará a poner una “marca” en la mano derecha de todas las personas, sin la cual nadie podrá comprar o vender, y que se conoce bajo la numeración '666' (relativa al código de barras, la numeración personal identificativa de la población y la patente de criptomoneda del ID2020). Si bien, es claro que esto está siendo precedido por el “Green Pass” o Certificado de Vacuna, y el Pasaporte de Vacunación COVID. Bill Gates dirige el proyecto ID2020 con el cual un sistema de identificación digital sería implantado como un chip de micro agujas en el dorso de la mano derecha de todo ser humano en la Tierra. Estas micro agujas inyectarían la “vacuna” a partir de entonces, tal como ya se viene hablando hace varios meses en los círculos médicos. Este dispositivo se conoce como ‘Tatuaje de Punto Cuántico’, y funcionaría como base de datos personal y cartera digital (ahí se alojan los datos de la criptomoneda futura). La cartera es un microchip de radiofrecuencia que recibe y envía los datos de la persona para realizar sus pagos, cobros y transacciones. Pero Bill Gates va más lejos, queriendo auto-cumplir una profecía: oscurecer la atmósfera. Apocalipsis sostiene que el final de la Gran Tribulación y el inicio del reinado de la Bestia (Dictadura Planetaria) será un tiempo donde la atmósfera será oscurecida. Bill Gates dirige un programa de oscurecimiento atmosférico con la excusa de que esta iniciativa reducirá el impacto del supuesto cambio climático.


Gates es dueño de Gavi, fundación que dirige todos los proyectos y movimientos de vacunas a nivel mundial, como Covax, que es la institución que coordina todo lo relacionado a la “vacunación” covid, y es además accionista mayoritario de Pfizer-BionTech. Gates dijo abierta y expresamente en una conferencia internacional en TED en 2010 que si hacían “un buen trabajo con nuevas vacunas” podían reducir la sobrepoblación mundial “de un 10% a un 15%”. El abuelo de Gates dirigió la campaña de vacunas que envenenó a los soldados estadounidenses en la Primera Guerra Mundial, provocando la mal llamada ‘Gripe Española’. Claramente todo lo relativo a Gates y su familia es "limpiado" y "emblanquecido" en Google, porque Gates lleva años invirtiendo en limpiar su imagen y reputación, y Google es socio suyo, siendo además partícipe de la Red de "verificadores" de datos "independientes" de la Fundación Gates que censuran la verdad sobre las "hakunas" y el falso "cambio climático". Y como Youtube pertenece a Google - por cierto, accionista de AstraZeneca -, por eso eliminan tantas cuentas de usuarios a diario. En realidad esa red de verificadores es un bulo, ya que se trata de un grupo de programadores de Silicon Valley, en California, que usan Inteligencia Artificial para perseguir palabras clave que pongan en aviso a las personas sobre el peligro de las mal llamadas vacunas (Facebook, dueño de Whats App e Instagram, trabaja con ellos, así como con el FBI (les envía los datos personales de todos los usuarios, y estos llegan a manos de las bases de datos de la CIA y la NSA)).


Desde hace 7 años descubrí que todas las vacunas eran utilizadas por la élite para introducir en la población quimeras creadas en laboratorios militares, causando así – deliberadamente – todas las epidemias que han atacado al mundo en el último siglo, tal como la mayoría de graves patologías y trastornos que azotan a la sociedad, desde el autismo al cáncer. Esto es gracias a un trabajo conjunto entre Gates y los Rockefeller, una de las 13 familias Illuminati, creadoras de la industria farmacéutica, monopolistas del sistema petrolífero en EE.UU., dueños de la ONU, principales financistas de la OMS (en un 73%) y mayores controladores del sistema bancario. Rockefeller y Rothschild (otra de estas 13 familias, que está aliada a la monarquía británica y a la nobleza heredera del poder imperial romano) son dueños del BIS, el mayor banco del mundo, que desde Suiza controla a todos los Bancos Centrales del mundo, que a su vez controlan a todos los bancos de cada país. Rothschild y Rockefeller controlan, per se, más del 93% de la economía de todo el globo. Ha de saberse que estas familias son satanistas, pedófilos, sionistas y globalistas, y su filosofía principal es el establecimiento de un gobierno global empujado por la ONU para poner al Anticristo como líder planetario (lo cual fue confirmado por un documento clasificado de la ONU que fue filtrado en 1996, y que implica directamente a la NASA).

Yendo más lejos, y revisando el texto original griego del libro de Apocalipsis, queda patente que el capítulo 13 nos habla del proyecto Blue Beam. Este proyecto es un trabajo que dirige la NASA para producir hologramas 7D en la atmósfera. Esto será usado para hacer creer a la humanidad que el Anticristo es un dios, produciendo falsos escenarios sonoros y auditivos a modo de acciones “milagrosas” y “portentosas”. Esto fue confirmado por varios agentes de la CIA ya en los años 90, como lo ratificó, entre otros, el ex oficial de Inteligencia Naval, Bill Cooper, en su libro ‘Behold A Pale Horse’ (1991). El pasaje bíblico acorde a la etimología griega sostiene que se usarán “ases de luces” y “luces de rayos” (verso 13) como si cayeran del cielo (emulando una guerra atmosférica pero hecha con hologramas). Jesús también menciona eso, reiterando, como en su tiempo asimismo anunció el apóstol Pablo (2ª Tesalonicenses 2.9), que serían “engaños visuales” creados para engañar a la humanidad (Apoc. 13.14), valga la redundancia. Este “espectáculo” se define por Juan y por Jesús como una iniciativa creada para que la humanidad acepte y crea en el Anticristo. Con todo, antes de esto a Juan le dicen ciertas cosas en lengua griega que dejan patente que habría previamente un “confinamiento” (vers. 10), que las personas serían obligadas a ser encerradas y arrestadas. Esto va desde las Cuarentenas a la obligatoriedad en muchas partes de cerrar ciudades, confinar individuos en sus casas, como la activación e implementación de campos de concentración en muchas partes del planeta. Esto es referido ahí mismo como una advertencia literal: quien te confina, quien te arreste, quien te ponga en campos de concentración, quien te asesine con armas (la Purga) recibirá lo mismo.


Más allá de esto, la definición usada en griego como Aijma se refiere a “clavar” algo en el cuerpo. La frase estaría diciendo que quien obligue a otros a “clavarse”, “pincharse” o “inyectarse” determinada cosa, recibirán las consecuencias de lo mismo. El contexto deja claro que esto es algo mortal que quieren llevar a cabo como agenda del Nuevo Orden Mundial. Por ello el mismo verso 10 sostiene que debido a esta “presión” ejercida sobre las personas – que también menciona Jesús – los que “perseveren hasta el final” se salvarán de esto, porque en ello conta “la perseverancia” de los que han despertado de este engaño. Jesús lo decía claro en ese sentido al sostener que en ese momento “quien quiera salvar su vida”, su estatus social, su empleo, su acceso a lugares públicos, su posibilidad de viajar, etc., “la perderá”, mas "quien", por el contrario, “pierda” los privilegios sociales de “su vida”, porque conoce la verdad, “ese se salvará” (Evangelio de Marcos 8.34). Apocalipsis refiere a los que no se dejen “Aijma” (perforar, clavar una lanza o un dardo, pincharse) serán presionados y coaccionados, y luego amenazados y asaltados (llevados a campos de concentración). Debido a esta clara distinción entre los engañados y los entendidos, la profecía dice, “si alguien tiene oído, que oiga”, porque, como sostienen otras palabras bíblicas sobre este asunto, “habrá muchas noticias e informes”, relativos a redes sociales, el boca a boca y otros medios a través de los cuales se sabría que hay un complot mundial sobre el tema covid (aunque las redes de la élite lo negarán tachando a los entendidos de “negacionistas”, “antivacunas”, “amenazas de salud” y “terroristas”). El arcángel Gabriel, mencionando lo mismo le explicó al profeta Daniel que “muchos serán purificados, y limpiados y refinados”, en el sentido de testeados (puestos a prueba para perfeccionarse), “los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán.” (cap. 12:10) Esta es la primera parte del engaño mundial.


La presión será tan grande que terminará en la Purga: la persecución directa, encierro y asesinato de todo opositor al sistema. Esto será cuando las protestas masivas convertidas en guerra civil y sedición sean sacudidas por los eventos medioambientales provocados por los Illuminati con armas geofísicas, como las armas de ondas escalares. Entonces, tras ese caos, tras semanas sin alimentos, sin abastecimiento en supermercados, la élite podrá implantar su Renta Básica Universal, quitando las libertades y derechos que aún le quedaban a las personas, así como sus propiedades (que pasarán al poder del estado). Entonces quien no tenga esa “marca”, no podrá comprar, ni vender, ni hacer transacciones ni recibir su salario. Esa marca se define en griego como ‘Jaragma’, y se asocia en otras partes con una ‘Stigma’, ambos relativos a una incisión subcutánea, una herida superficial o una astilla clavada en la piel: algo que les inyectan, que tiene sensores, transmisores y base de datos. Esta es la Marca, un circuito cerrado de microchips implantados, tipo Wearable. Y este sistema funcionará dentro del cuerpo gracias al superconductor óxido de grafeno (GO) y a los nanocristales de la luciferasa (SM-102) que es inoculada a las personas por medio de las mal llamadas vacunas covid.


De manera que dice la Biblia en ese capítulo de Apocalipsis que nadie podrá comprar nada ni vender – estará fuera del sistema – a menos que tenga la Marca (chip), el Número de la Bestia (numeración de dicho certificado (COVID)) o el Nombre del mismo (identificación personal registrada en la base de datos). Todo esto será dirigido por la Inteligencia Artificial (cap. 13.15), por medio de una conciencia robótica humanoide que mandará a matar a todo aquel que no “adore” al Gobierno Mundial, y quien representará al Gobierno Mundial (el Reino de la Bestia). ¿Qué podemos hacer entonces? Empezar a vender las propiedades que se hallen en las ciudades y todo lo que no sea imprescindible, cambiar el dinero de las cuentas bancarias a metales preciosos y/o criptomoneda de blockchain, conseguir terrenos verdes lejos de las ciudades y con fuente de agua propia, cultivar alimentos, almacenar comida, agua, medicamentos, material de supervivencia, y coordinar con tus familiares, amigos, conocidos y quienes piensen igual, para armar comunidades auto sostenibles. Según lo que fue anunciado todo esto podría durar varios años hasta que el sistema colapse y la humanidad gane este pulso. En tanto hay que prepararse (conoce más sobre estas iniciativas).


Documental 'Shot, ¿Qué Hay Dentro?', sobre lo que contienen realmente las llamadas vacunas covid.

404 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo